Las escuelas de escalada. El ejemplo de céllecs

Pere Lloveras

Xavier Aguado

Original Language

Cite this article

Lloveras, P., & Aguado, X. (1987). Las escuelas de escalada. El ejemplo de céllecs. Apunts. Educación Física y Deportes, 10, 48-51.

115Visites

Abstract

Una Escuela de Escalada es una zona rocosa natural a la cual acuden con asiduidad los escaladores para practicar su deporte. Es, pues, un lugar vivo y frecuentado. La roca —eternamente emplazada en un lugar— se convierte en una instalación deportiva en el momento en que el escalador pone pies y manos encima. Y cuando se disponen equipamientos en ella, tales como seguros, cuando se abren vías y se trazan itinerarios, cuando quedan de manifiesto unas técnicas concretas de progresión, en aquel preciso momento se hace escuela. Las escuelas de escalada responden, básicamente, al deseo de facilitar la práctica de este deporte a los escaladores. De esta manera, invariablemente, con el paso del tiempo, va configurándose, aumentando la accesibilidad, añadiendo más y más información sobre sus posibilidades, extremando los aspectos de seguridad, y mejorando servicios anexos. A diferencia de lo que ocurre con instalaciones para otros deportes, las escuelas de escalada son fruto de la tarea de entusiastas descubridores anónimos, a los cuales se añadieron colegas no menos entusiastas. Todos ellos, sin duda de una manera anárquica pero demostrando un especial juicio que la mayoría de escaladores poseen, irán dando forma a la escuela con tiempo y material totalmente propios. En el mejor de los casos, alguna institución pública o privada se interesará y se hará cargo de algunos gastos, posibilitando así mejores servicios. De cualquier manera, la práctica estricta será siempre gratuita, y solamente se especula con servicios complementarios.

ISSN: 2014-0983

Published: October 1, 1987