Una profesión no reconocida: el oficio de guía de alta montaña

Ricardo Jesús Gutiérrez Rubio

Original Language

Cite this article

Gutiérrez Rubio, R. J. (1986). Una profesión no reconocida: el oficio de guía de alta montaña. Apunts. Educación Física y Deportes, 06, 51-54.

95Visites

Abstract

“El oficio de guía es uno de los más hermosos, puesto que el hombre lo practica en una tierra todavía virgen. En nuestros días, en las ciudades, pocas cosas subsisten: la noche no existe, ni el frío, ni el viento, ni las estrellas. Todo está neutralizado”. (…)”A fuerza de repetir inevitablemente las mismas ascensiones, el oficio de guía podría tornarse fastidioso, pero el guía no es solamente una máquina de escalar rocas y pendientes de hielo, una máquina para conocer el tiempo y el itinerario. El gula no escala para sí: abre a los demás las puertas de sus montañas”. Del romanticismo, la entrega y una única misión que reflejan los maravillosos párrafos precedentes, que envolvían la profesión de guía y que tan sabiamente supo hacer eco Gaston Rubuffat en sus libros, poca cosa queda ya. El mundo del alpinismo ha sufrido, pero sobretodo está sufriendo, profundos cambios a los cuales la profesión de guía no es ajena. En nuestro país la problemática es muy distinta a la de otros, en los cuales las profesiones relacionadas con los deportes de montaña tienen unas atenciones y una trayectoria mucho más arraigadas. Para éstos quizás el principal problema sea la competencia. Para nosotros la falta de una estructura general que favorezca la divulgación de las posibilidades de ocio del medio montañés, por una parte, y, por otra, la creación de un marco legal donde los profesionales que quieran dedicarse tengan las suficientes garantías de formación y seguridad para poder ejercer una labor digna, son las dos características principales.

ISSN: 2014-0983

Published: October 1, 1986