Manuel Estiarte: El mejor deportista del mundo

Mario Lloret

Original Language

Cite this article

Lloret i Riera, M. (2000). Manuel Estiarte: El mejor deportista del mundo. Apunts. Educación Física y Deportes, 59, 82-90.

82Visites

Abstract

Manuel Estiarte i Duocastella nació en Manresa el 26 de octubre de 1961. Tiene 38 años, está casado con Silvia y tienen dos hijas, Nicole, de 9 años, y Rebeca, de 6. Tiene la residencia fijada en Pescara, Italia. Debutó ¡con 15 años! en el campeonato de Europa, en Jonkoping (1977), de la mano del entonces seleccionador Josep Brascó, que fue criticado por tal osadía. Pero no se equivocó. Manuel Estiarte era un superclase que, por su estilo de juego, demandaba jugar al más alto nivel, en partidos de élite, para acumular experiencia. En Moscú’80 ya era el máximo goleador olímpico, galardón que repitió en Los Ángeles’84, Seul’88 y Barcelona’92. También lo ha sido en los Campeonatos del Mundo de Madrid’86, Roma’94 y Perth’98, y en los Campeonatos de Europa de Roma’83, Bonn’89, Atenas’91, Sheffield’93 y Sevilla’97. Manuel Estiarte ha sido el canalizador y, aglutinador de un equipo ganador, de una generación mágica que ha llevado a ser campeón olímpico (Atlanta’96) y campeón del mundo (Perth’98). También ha sido campeón de Europa de clubs y campeón de la Supercopa con el CN Barcelona el año 1981. En 1984 marchó a Italia, donde el waterpolo tiene una repercusión social como merece y una dimensión deportiva de mayor nivel; y ha sido en Pescara donde encontró su estabilidad sentimental y familiar. Fue con el Pescara donde alcanzó grandes triunfos y se consagró como el mejor jugador de waterpolo del mundo. Con este equipo logró el campeonato de Europa y la Supercopa del año 1987. Con este mismo club fue campeón de la Recopa de Europa los años 1991 y 1993, y volvió a ganar la Supercopa en estos mismos años. En 1991 regresa a España, fichado por el CN Catalunya, para preparar los JJOO de Barcelona, donde quedará subcampeón en una final inolvidable. Antes de los Juegos, repite galardones con el CN Catalunya, en el año 1992, cuando se proclama campeón de Europa y de la Supercopa. Luego, vuelve otra vez a las filas del Pescara. En 1996, Manuel Estiarte contribuye, conjuntamente con el equipo español y de la mano de Joan Jané, a llevar a un deporte de equipo, español, a lo más alto del podio. Son medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atlanta. Ningún otro equipo absoluto había conseguido anteriormente esta hazaña. En 1998 logran, además, ser campeones del mundo en Perth, al vencer a Hungría, la siempre bestia negra del equipo español. Cabe destacar que esta temporada milita en las filas del Atlètic Barceloneta, para preparar los Juegos Olímpicos de Sidney’2000. Pocas presentaciones más son necesarias para este gran jugador. En waterpolo, el referente mundial se llama Manuel Estiarte. Nadie puede hablar de este deporte sin nombrarle, sin mentar al hombre que permite saber que el waterpolo existe, sin dejar de oír aquello de “¿Estiarte es, realmente, tan buen jugador?” Que no le quepa la más mínima duda a nadie: Manuel Estiarte es el mejor jugador del mundo de waterpolo y, posiblemente, lo es desde 1980. Mantenerse en esta plaza tan privilegiada durante 20 años, no ha estado al alcance de ningún otro deportista. Según mi opinión, Manuel Estiarte es el mejor deportista del mundo. Nadie puede compararse a él. Es el modelo. No ha habido otro. Ni Ronaldo, ni Rivaldo, ni Magic Johnson, ni Michael Jordan. El deporte y el waterpolo sólo tienen un nombre y un hombre susceptible de imitación. Deberíamos rendirle todo tipo de homenajes íntimos y públicos. Deberíamos proceder, desde nuestra institución universitaria, a nombrar Doctor Honoris Causa a Manuel Estiarte i Duocastella por su saber práxico.

ISSN: 1577-4015

Published: January 1, 2000