La evolución histórica

Javier Olivera Betrán

Original Language

Cite this article

Olivera Betrán, J. (1987). La evolución histórica. Apunts. Educación Física y Deportes, 07-08, 75-84.

96Visites

Abstract

El baloncesto, como deporte de equipo de gran implantación social, ha sido fundamentalmente un juego que comporta una actividad física continua e intensa, y que exige para su práctica un buen nivel físico de base, con un nivel competitivol al gusto de los tiempos actuales que proporciona emoción e incertidumbre y una codificación reglamentaria dinámica y actualizada —sus reglas son revisadas cuadrienalmente coincidiendo con los JJ.00.— para favorecer el espectáculo. El baloncesto, como todos los juegos deportivos modernos, está perfectamente organizado e institucionalizado a través de unas estructuras jurídicas mixtas —públicas y privadas— llamadas federaciones que rigen y controlan este deporte; estas instituciones están integradas en la FIB (Federation International of Basketball), integrada por más de 150 países inscritos y 200 millones de practicantes, fundada en junio de 1932. El objeto principal de la FIB es desarrollar la práctica del baloncesto en el mundo entero y regular y controlar las relaciones entre las diferentes federaciones nacionales, así como organizar los diversos tonneos internacionales y olímpicos. Los deportes en general, como juegos que son, nacieron como actividades básicamente lúdicas, recreativas, y por tanto divertidas y creativas, con un nivel de competitividad razonable, que han derivado con el paso del tiempo en actividades cada vez menos lúdicas, más competitivas, menos creativas —según J. Huizinga en su obra Horno ludens—  llegando a convertirse en actividades intrínsecamente más trascendentales y sobre todos más profesionales (trabajo).

ISSN: 2014-0983

Published: January 1, 1987