La educación física, un concepto romántico

Original Language

77Visites

Abstract

Al finalizar este año natural —1993— perderemos una de las denominaciones que más costó introducir en la sociedad actual (Ley Elola, 1961). Es más, parece ser que sólo algunos en su empeño romántico la usaban, los demás —entiéndase la sociedad— nos llamaban “los de gimnasia”, “los de deportes”, etc., rara, rarísima, era la vez que nos denominaban “los de la Educación Física”. Entre nosotros —profesionales— la denominación más extendida y generalizada últimamente se concretaba en: “somos profesores de INEF”. Hoy día ser educador físico ha pasado de moda. A partir de ahora seremos Licenciados en Ciencias de la Actividad Física. Quizás la luctuosa pérdida de la palabra no sea más que una pequeña omisión, dentro de un contexto más amplio. Esperemos que sólo sea algo puntual y que no signifique una vez más un modismo para hacer ver nuestra renovación, modernismo, evolución, progresismo, etc.
Si bien el concepto actividad física parece que puede llegar a gustar, no lo haremos objeto de este comentario y nos parece más acorde con este discurso realizar una recapitulación para comprobar expresiones tales como: La Eduación Física, ese cajón de sastre… La Educación Física y sus técnicas peculiares… La primacia de lo pedagógico… expresiones todas ellas que no tienen más de diez arios. Hoy día esta palabra, repentinamente, no es moda. En la actualidad prevalece el mercantilismo desmesurado y lo importante no es que algo funcione, sino que se venda.

ISSN: 2014-0983

Published: January 01, 1994