El aeróbic, un mercado con ritmo corporal

Original Language

Cite this article

Olivera Betrán, J. (1996). Todos apuestan por los juegos olímpicos, ¿quién da más?. Apunts. Educación Física y Deportes, 43, 3-6.

98Visites

Abstract

El aeróbic es un negocio que funciona. Desde los polideportivos de barrio o desde gimnasios pequeños y grandes, el aeróbic prolifera rápidamente. Entre el stretching, el body building, la sauna, los rayos UVA, los baños, el jacuzzi, la dietética, etcétera, el aeróbic se corona como favorito. Triunfa por encima de todo pronóstico una gimnasia con ritmo corporal, cuyos elementos son tan antiguos como la gimnasia misma y, sin embargo, actualmente, su sincronía tiene aceptación en gran parte de la población.
El aeróbic enfatiza tres aspectos: ambiente, belleza y recuperación de la forma. Si bien estos conceptos funcionan comercialmente, son, por otra parte, objeto de muchas críticas. Desde los profesores que se adhieren repentinamente al affaire, adoptando razonamientos —teóricos, seductores— que aseguran la necesidad de estos movimientos, hasta aquellos profesionales que se cuestionan que el método es más dudoso y que no tiene nada de bueno.
Para que siga siendo negocio y sea comercial es necesario mantener un aire innovador que garantice y consolide una imagen de marca, que sólo a través de profesionales, bien procedentes del mundo del espectáculo (cine, teatro…) bien técnicos cualificados, se puede garantizar.

ISSN: 2014-0983

Published: July 01, 1994