Educación física y Síndrome de Down. La identificación de las necesidades educativas especiales

Eulàlia Dordal Culla

Susana Camuñas Clemares

Original Language

Cite this article

Dordal i Culla, E., & Camuñas Clemares, S. (1990). Educación física y Síndrome de Down. La identificación de las necesidades educativas especiales. Apunts. Educación Física y Deportes, 22, 31-44.

37Visites

Abstract

La constatada evolución de los conceptos de integración y de educación especial ha originado y sustentado (en el marco de la reforma educativa) la aparición de una nueva idea de escuela que responda a las necesidades educativas de todos los alumnos, sea cuál sea su grado de especifidad, e independientemente de si se derivan en mayor o menor medida de handicaps, déficits o cualquier otro factor social, familiar, escolar, etc. Se trata de una escuela abierta a la diversidad, que no pretende exigir a todos los alumnos igual rendimiento académico, sino que, con la atención personalizada, cada alumno consiga su nivel óptimo de desarrollo. El elemento central para responder a estas diferentes necesidades educativas es el nuevo modelo curricular. Un único marco curricular para toda la enseñanza obligatoria sujeta a adecuaciones diversas, que huye de la frecuente tentación de elaborar currículums diferenciados y paralelos (uno para los alumnos “normales” y otro para los alumnos “especiales”), basados en el handicap como base principal de elaboración y desarrollo, aunque no hace de éste un factor definitivo, partiendo de la consideración de que todo individuo discapacitado tiene las mismas necesidades educativas que el resto de alumnos y puede, además, presentar unas necesidades educativas especiales.
Teniendo en cuenta que las condiciones de handicap pueden ser más o menos significativas a la hora de estimar las características generales y de aprendizaje de los niños afectados por el Síndrome de Down, éstos pueden encontrarse (en general) con ciertas dificultades para la consecución de algunos objetivos propios del área de E.F., dificultades que, al igual que en cualquier niño, no se presentan a todos ni surgen en los mismos aspectos.
Ha de ser competencia del propio profesor de E.F. identificar las necesidades educativas especiales que en su área pueda tener cada chico, y determinar en cada caso las actuaciones educativas especiales que es necesario seguir (actuaciones que desde el punto de vista educativo hay que desarrollar en función de las características observadas en el alumno y que forman también parte del continuum de actuaciones educativas ordinarias).

ISSN: 1577-4015

Published: October 1, 1990