Respuesta psicofisiológica de los jugadores de bádminton de nivel nacional e internacional en competición oficial

Manuel Jiménez López

*Correspondencia: Manuel Jiménez López

Idioma del original

92Visitas

Resumen

Cuando un deportista se impone a sus rivales puede obtener prestigio e incentivos, incrementando su energía para afrontar nuevos retos. Algunos autores sugieren que la testosterona (T)
se relaciona con la motivación por la búsqueda de estatus social. Según el Modelo Biosocial, los vencedores muestran incrementos adicionales de T, mientras que los perdedores descensos temporales. Un componente crítico de la conducta competitiva es conseguir estresar al adversario, por este motivo se introdujo el cortisol (C) en el Modelo. En los estudios previos, en el ámbito del deporte se ha observado consistencia con el Modelo en competiciones con un importante componente físico o intelectual. Los enfrentamientos que se saldan con éxito (directo o vicariante) sugieren relaciones directas entre T y dominancia en el género masculino.

Palabras clave: competición humana, cortisol, diferencias de género, efecto ganador-perdedor, motivación de dominancia, testosterona.

ISSN: 1577-4015

Publicado: 1 de octubre de 2013

Fecha de lectura: 16 de diciembre de 2011