Los escolares al deporte en pesetas

Joan Durà i Riera

Original Language

Cite this article

Durà i Riera, J. (1987). Los escolares al deporte en pesetas. Apunts. Educación Física y Deportes, 10, 32-36.

87Visites

Abstract

Puede ser tan exacto afirmar que, en Cataluña, muchos escolares practican el deporte, como decir que el deporte llega a un número insuficiente de escolares. Según en que circunstancias se afirme y según sea lo que se quiere decir, o según la audiencia, uno empleará una u otra de estas afirmaciones. Además, convendrá matizar qué se entiende por deporte y qué significa practicar deporte. No obstante, parece estar fuera de duda que, en el transcurso de los últimos diez años, la práctica deportiva a nivel escolar o de base ha aumentado extraordinariamente. Las cifras oficiales hablan de unos 200.000 participantes. Las reales, según se mire, no se alejan demasiado. Este estallido deportivo de base ha sido posible gracias a la convergencia de esfuerzos de las instituciones y las entidades. Si sobre la Direcció General de l’Esport de la Generalitat de Catalunya recae la máxima responsabilidad —que ha ejercido con bastante eficacia— no hay que olvidar las valiosas aportaciones de los Ayuntamientos. La voluntad de trabajo ilusionado de escuelas, de asociaciones de padres y la colaboración de entidades deportivas, federaciones y clubs, ha redondeado y llevado al éxito —por supuesto, siempre relativo— una política de promoción deportiva. El grado cualitativo que alcanzan en la práctica estas actividades ya es otra cuestión, si bien parece justificable que se produzcan disfunciones y desequilibrios después de una fase de importante crecimiento en tan breve lapso de tiempo. La insuficiencia de instalaciones y de técnicos son algunas de sus causas. Sin embargo, la causa principal hay que buscarla en la falta de una didáctica especializada del deporte, deficiencia que se añade a la mediocridad de los objetivos propuestos al deporte escolar. Es muy cierto que el deporte puede abarcar amplios campos —físicos, psíquicos, de formación del carácter y la personalidad, etc., aparte de los propiamente deportivos— cuando va dirigido a muchachos y muchachas en edad escolar. Sin riesgo de error, puede afirmarse que la casi absoluta falta de colaboración por parte del personal docente de las escuelas constituye la principal causa del camino unidimensional que ha tomado el deporte escolar que, siempre, ha estado en manos de personas más, menos o nada cualificadas y que pertenecen al mundo del deporte. Todo ello viene agravado cuando en la mayor parte de escuelas la educación física es únicamente un deseo.

ISSN: 2014-0983

Published: October 1, 1987