El movimiento olímpico y el desafío del siglo XXI

Javier Olivera Betrán

Original Language

Cite this article

Olivera Betrán, J. (1998). El movimiento olímpico y el desafío del siglo XXI. Apunts. Educación Física y Deportes, 51, 3-4.

84Visites

Abstract

En la reciente apertura de la 107 Sesión del Comité Internacional Olímpico celebrado en Nagano (Japón) con ocasión de los XVIII juegos olímpicos de invierno, el presidente del CID, Juan Antonio Samaranch, afirmó: “Los juegos olímpicos son únicos y deben seguir siéndolo, pues gracias a ellos el deporte vive actualmente su edad dorada”. Esta rotunda manifestación corresponde a la incontestable realidad de que los juegos olímpicos son un patrimonio cultural único y genuino de nuestro siglo, pues constituyen el espectáculo que congrega mayor número de seguidores, una auténtica fiesta mundial, un enorme monstruo mediático, susceptible de múltiples intereses políticos, ideológicos y económicos en torno a algo tan aparentemente inocuo como es el deporte. El deporte le debe a los Juegos su mundialización, pero éstos necesitan para existir la tragedia deportiva incruenta en la que los participantes quedan inmortalizados por los medios de comunicación social y un grupo selecto de ellos se convierten, cuadrienalmente, en mitos deportivos. En un claro guiño al futuro, el presidente del C/O reafirma la voluntad de su organización para convertir al olimpismo (la filosofía) y el movimiento olímpico (su pedagogía filosófica), en la próxima centuria, en el movimiento más importante del planeta y, además, mantener los juegos olímpicos como la gran fiesta de la humanidad en la que participe periódicamente toda la población sin distinción de ninguna clase. Al igual que ocurre en nuestro siglo, el deporte y los juegos olímpicos (y viceversa) forman el binomio imprescindible para lograr tan ambicioso fin. Su extraordinaria trayectoria histórica por el transcurrir de nuestro siglo avalan este proyecto.

ISSN: 2014-0983

Published: January 01, 1998