Atletismo y recreación

Joan Rius

Original Language

Cite this article

Rius Sant, J. (1993). Atletismo y recreación. Apunts. Educación Física y Deportes, 28, 53-58.

109Visites

Abstract

La realidad deportiva de hoy dista mucho de la de principio de siglo, aunque aquélla haya marcado culturalmente las actuales instituciones deportivas. Hace veinte años, nadie podía pensar que una niña de 15 años saltara más de 6 metros de longitud, o que un niño de su misma edad superara los 2 m en altura o los 5 en pértiga. Actualmente estas marcas son más frecuentes entre nuestros jóvenes talentos deportivos, lo que parecería augurar un prometedor futuro para nuestro atletismo. Pero lejos de sentirnos optimistas, nos vamos percatando de que si bien no faltan individualidades, la práctica atlética viene sufriendo un descenso cuantitativo considerable a favor de otros deportes y de otras prácticas físicodeportivas más atractivas. Baste como ejemplos observar cómo el número de licencias federadas en Catalunya está sufriendo un descenso considerable (Vázquez, 1990).
Hace 20 años, las ofertas deportivas que se le presentaban a un joven eran limitadas, las opciones para ocupar su tiempo libre eran escasas; el simple hecho de promocionar el atletismo en un centro escolar suponía obtener resultados, o lo que es lo mismo, que un alto porcentaje de los mejores alumnos se vincularan a este deporte, pues en la toma de decisión del niño no existían tantas variables como ahora. Hoy en día las ofertas se han multiplicado y no todas se presentan en las mismas condiciones. Las estrategias de “venta de actividades lúdicodeportivas” distan mucho de la persuasión personal del maestro o entrenador que intenta convencer al joven deportista para entrenar y llegar a alcanzar una marca un día aún ambiguo. Hoy las ofertas están sometidas a las leyes de la publicidad, a estrategias de mercado, a búsqueda de talentos como inversiones económicas de futuro o a ofertas de nuevas sensaciones, presentadas con la misma eficacia que si de un refresco se tratara. Detrás de estas se encuentran verdaderos emporios económicos de material, ropa, agencias de viajes o farmacología. El deporte mundial se apoya en dos tipos de instituciones: las privadas y las públicas.

ISSN: 2014-0983

Published: October 01, 1992