Registros evolutivos motores. Una observación crítica

Josep Roca

Mireia Martínez

Mireia Lizandra

Anna Fabregas

Anna Cordoner

Idioma del original

Citación

Roca, J., Martínez, M., Lizandra, M., Fabregas, A., & Cordoner, A. (1986). Registros evolutivos motores. Una observación crítica. Apunts. Educación Física y Deportes, 06, 61-64.

134Visitas

Resumen

Una de las primeras tareas de los psicólogos fue la de construir escalas y tests evolutivos con finalidades de orientación educativa. La observación estandarizada del desarrollo permite un conocimiento de cómo los niños van adquiriendo sus repertorios de humanización y la comparación con la norma del grupo. En el análisis del desarrollo motor la escala fundamental es la de Gessell (Gessell, Ames 1940, 1945, 1958). Esta incluye dos subescalas evolutivas de tipo motor: el área adaptativa y el área motora. La primera se refiere a la evolución de la coordinación visuomanual y la segunda a las coordinaciones dinámicas de todo el organismo. Esta subdivisión y los repertorios concretos observados se mantienen en otras escalas más actuales como la de Arheim y Pestolesi (1978), por ejemplo. La interpretación de Gessell de sus observaciones y la que se realiza normalmente desde la corriente psicomotora es que los repertorios manifiestos son el resultado de leyes de maduración ligadas a la evolución cerebral. Existen, en este sentido, notables confusiones y paradojas ligadas a cómo se entiende lo que es cerebral y lo que es mental. Esto se pone de manifiesto más allá del ámbito de aquel contexto interpretativo, del que este texto es una muestra: «….la orden mental que dirige el movimiento procede del mundo psiquico que también crece y madura en su mutable continente orgánico…». (Molina de Costallat 1979, pag. 7). Con la idea general que este texto representa, se explica la evolución observada como producto de algo mental o cerebral. Igualmente , hay que convenir en que la interpretación madurativa y psicomotriz además de las posibles críticas a esta concepción de lo que es psicológico, la relación con los acontecimientos biológicos y el concepto de causalidad que se tiene (ver Kantor (19671978), Roca (1983) caen a menudo en psicologismo o biologismo, según como se mirepor cuanto pretenden explicar la evolución motriz con la exclusiva referencia a los acontecimientos psicobiológicos. Es, precisamente, en este punto donde la observación que describimos puede incidir. Esta observación pone de manifiesto que la explicación de la evolución no puede ser reducida a una sola dinámica sino que hay que hacer referencia a otros ordenamientos, como el meramente fisico, que también intervienen y explican aquella evolución.

ISSN: 2014-0983

Publicado: 1 de octubre de 1986