Mártires o cómplices

José Luis Conde Caveda

Idioma del original

Citación

Conde Caveda, J. L. (1998). Mártires o cómplices. Apunts. Educación Física y Deportes, 53, 94.

127Visitas

Resumen

Hace escasas fechas hemos asistido a uno de los mayores escándalos del mundo del deporte, la persecución policial de un pelotón que año tras año hacía las delicias de todos los amantes del ciclismo. El trato dispensado por la gendarmería francesa ha podido dejar mucho que desear, pero llegados a este punto habría que hacer algunas reflexiones. La imagen que ha dado el pelotón ha sido la de mártires de una caza de brujas sin cuartel, pero habría que analizar el origen de dicha caza: Un pelotón bajo sospecha de consumo de sustancias prohibidas para aumentar su rendimiento. Se puede entender la indignación por el trato recibido, aunque haya sido lamentable la falta de cohesión para reivindicar un mayor respeto a la dignidad humana. Y es exclusivamente en este punto donde los ciclistas se pueden considerar mártires. Mártires de los intereses comerciales de los que se enriquecen con la salud de los corredores y les someten a un desgaste inhumano, cuya única manera de soportar es a través del consumo de estas sustancias prohibidas. Algunos ciclistas heridos en lo elemental de su conciencia se quejaban de que no querían ser los monos del circo, pero no consideraron que cuando firmaron el contrato para participar en él, estaban vendiendo su piel al diablo. Aceptaron de forma consciente su participación en la farsa, y es en este punto donde dejan de convertirse en mártires para convertirse en cómplices. Cómplices en cuanto aceptan las cláusulas de su inhumano contrato: carreras con perfiles salvajemente diseñados en cuanto a volumen e intensidad, recuperaciones que no hay cuerpo que en su proceso natural tenga tiempo de realizar, y para colmo la conveniencia de que si quieren ganar o que gane el líder de su equipo tengan que ingerir todo tipo de sustancias.

ISSN: 2014-0983

Publicado: 1 de julio de 1998