El medio acuático. Práctica, objetivos y aproximación pedagógica

Yves Camus

Idioma del original

Citación

Camus, Y. (1986). El medio acuático. Práctica, objetivos y aproximación pedagógica. Apunts. Educación Física y Deportes, 05, 27-36.

138Visitas

Resumen

Toda materia viva está constituida a base de agua. La química de la vida es la química de las soluciones acuosas. Por otro lado, ¿no proviene el poder mágico del agua del hecho que hace cuatrocientos millones de años apareció la vida sobre la tierra en el inmenso océano que la recubría casi por completo? Según la tesis de LeroyGourhan, el hombre, por ser bípedo, constituiría la última etapa de liberación del medio acuático: «Por una parte, él encarnaría, en su humanidad, la liberación del medio acuático de origen, y, por otra, a nivel cultural, la historia de la relación del hombre con el agua seria la de la conquista del agua sobre la tierra». Cada cual tiene su propia visión del agua y la percibe ciertamente con sus sentidos, pero también por un, conjunto de imágenes mentales más o menos fantasiosas en función de su mitología personal: «¿Cuál es el verdadero rostro del agua? ¿Cuántos tiene? ¿Cuál es el que se ama y por cuál nutrimos nuestras aversiones? No es al agua, a la que odiamos, sino aquello que, en un momento dado, en determinadas condiciones, significa ella para nosotros, por eso es por lo que la amamos o no!» explica G. Bachelard en L’Eau et les Réves. El agua, en tanto que elemento «natural» está asociada a la belleza, a la pureza; invita a la pasividad. El baño, en las imágenes literarias, viene ilustrado por la evocación de formas femeninas desnudas que emergen del agua que enturbian tal como Venus saliendo del mar. «Culturizada», cuando se carga de violencia, puede cambiar de sexo. El agua violenta pronto se convierte en el agua a la que se violenta en un combate «cuerpo a cuerpo» para intentar dominarla mejor: hay que aprender a nadar para preservarse del riesgo a ahogarse! En astrología, de los doce signos del zodíaco, tres están consagrados al elemento «agua». Cáncer simboliza las «aguas madres», las de la gestación y, por analogía, la relación con la madre, el sueño y lo imaginario. Escorpión simboliza el «aguametamorfosis» que destruye y disuelve los elementos para reelaborarlos de forma diferente; está en relación con todos los acontecimientos por los cuales el ser debe pasar para transformarse. Piscis, en fin, traduce, después de la metamorfosis, el retorno a lo universal: es el «agua oceánica» de la comunión con todo lo que vive en el universo.

ISSN: 2014-0983

Publicado: 1 de octubre de 1986