Deporte y cultura en la sociedad contemporánea. Los nuevos deportes

Enrique Laraña

Idioma del original

Citación

Laraña, E. (1989). Deporte y cultura en la sociedad contemporánea. Los nuevos deportes. Apunts. Educación Física y Deportes, 15, 65-70.

184Visitas

Resumen

El deporte se está convirtiendo en la principal forma de emplear el tiempo libre de las personas en los países avanzados de Occidente. Su incidencia en el producto interior bruto y en la creación de puestos de trabajo es cada día más importante. Como parte de la llamada «industria del ocio», polariza expectativas de demandas sociales de trascendencia politica y social. Un proceso íntimamente relacionado con la transformación estructural que se está produciendo en estas sociedades hacia una economía de servicios, en la que este sector ocupa a la mayoría de la población y genera la mayor parte del producto interior bruto. A pesar de ello, los criterios que presiden la planificación económica permanecen aferrados a los presupuestos tradicionales de la economía, que impiden considerar a las actividades relacionadas con el ocio como factores productivos. La importancia atribuida a los problemas de empleo y renta en su sentido más estricto, en su vinculación con la estructura productiva clásica, determina los criterios imperantes en el área de la planificación estatal. El ocio es considerado como un eufem.ismo de desempleo, el obsesivo problema que orienta el trabajo de planificación y satisfacción de las necesidades sociales. La importancia económica que tienen las actividades de ocio no se percibe correctamente desde esa perspectiva, a pesar de constituir una fuente de empleos no tradicionales cada día más numerosos. El aumento de la práctica deportiva en el mundo está directamente relacionado con elementos de tipo estructural que se plantean en términos de movilidad social y constituyen aspectos claves en la transformación de las sociedades occidentales. Un proceso que está teniendo lugar desde la Revolución Industrial, en la que suele situarse el punto de arranque para la difusión del deporte moderno. En el siglo XX y en los países que han atravesado ese proceso de cambio social, la fuerte reducción de la jornada laboral y el aumento de las vacaciones para gran parte de la población generan unas posibilidades en este sentido que serian impensables al comienzo del siglo. Si todo ello parece confirmar que nos dirigimos hacia una «sociedad del ocio», el deporte adquiere un espacio central en ella. El fenómeno tiene una dimensión de tiempo y otra de clase social que están profundamente relacionadas. De ser una actividad reservada a las capas privilegiadas de la sociedad, el deporte se sitúa al alcance de un gran número de personas, diluyéndose su condición tradicional de coto cerrado, reservado a una elite.

ISSN: 1577-4015

Publicado: 1 de enero de 1989