Modelos conceptuales en el comportamiento del equilibrio humano. Praxis motriz

Javier Henández Vázquez

Idioma del original

Citación

Henández Vázquez, J. (1991). Modelos conceptuales en el comportamiento del equilibrio humano. Praxis motriz. Apunts. Educación Física y Deportes, 25, 15-26.

153Visitas

Resumen

El ser humano necesita cotidianamente para desplazarse por sus propios medios y sin ayudas externas, encontrar su cuerpo en una situación en el espacio que conocemos como bipedestación. Esta situación la denominamos comportamiento motriz del equilibrio, y puede ser sin desplazamiento o en traslación (lineal y rotación). Para que se produzca este comportamiento motriz son necesarias diferentes formas de conducta, entre otras consideramos la conducta biomecánica, la conducta biológica y la conducta psicológica. Definimos la conducta biomecánica del comportamiento motriz del equilibrio, no como un equilibrio en el sentido físico del término, sino como aquella estabilidad que tiene el sujeto cuando mantiene una postura determinada y aproximadamente estable. Su centro de gravedad está sobre la base de sustentación, la línea de gravedad generalmente pasa ligeramente por detrás o por delante de la cavidad cotiloidea, así como por unos elementos esqueléticos teóricamente determinados, que no son constantes, sino predominantes, y son las acciones musculares y ligamentosas las que ejecutan que la línea de gravedad se desplace continuamente, realizando una serie de oscilaciones alrededor de una posición media del sujeto, esta posición representa la solución personal a su problema de estabilidad teniendo siempre presentes las leyes gravitacionales. Definimos la conducta biológica del comportamiento motriz del equilibrio como todos aquellos comportamientos reactivos y las interacciones que se producen entre los mismos en un primer nivel de análisis, lo que conocemos por una respuesta determinada que denominamos sensaciones multimodales, que permiten el comportamiento sensorreactivo del equilibrio humano. Asimismo, definimos la conducta psicológica del equilibrio motriz como el comportamiento perceptivo motriz que aparece ante una estimulación y esta respuesta motriz se manifiesta y caracteriza por la anticipación, la orientación y adaptación en el espacio ante una estimulación variable (configuración). Cada una de ellas es un modelo presente en el comportamiento del equilibrio y a la vez representa diferentes formas de interpretar el equilibrio en el ser humano. Es objeto de este trabajo teórico descriptivo explicar cada una de estas conductas de equilibrio desde estas tres perspectivas. La primera parte plantea situaciones referenciales que a su vez son básicas, puesto que cualquiera de los métodos de valoración que se utilizan tanto en la conducta biológica como en la conducta biomecánica o en la conducta psicológica solucionarán parcialmente al educador o entrenador de la motricidad los mecanismos necesarios para su aplicación y puesta en práctica. Por otra parte, describe una estructura teórica o modelos sobre una realidad que es bastante compleja y que difícilmente se puede simplificar salvo que no sea en aspectos puntuales. Sin embargo, la segunda parte analiza un modelo de aplicación mediante la combinación de parámetros, que por metodología del estudio y también por simplificación van eliminándose unos y eligiéndose otros comportamientos motrices de equilibrio, que clasificamos según el criterio de priorización de equilibrios humanos (criterio basado en su mayor parte y fundamentalmente en la utilización y generalización). Definimos el modelo de aplicación del equili brio como el comportamiento motriz en bipedestación tónico y cinético, más generalizable y utilizado, que combina los parámetros (órganos de los sentidos y movimiento), priorizando la visión, propiocepción, función vestibular, y dando como resultado unas respuestas motrices que denominamos fundamentales para dimensionar las diferentes posibilidades del equilibrio. A continuación describimos cada uno de estos modelos, biomecánico, biológico, psicológico y de aplicación.

Palabras clave: equilibrio, percepción, postura, sensibilidad.

ISSN: 2014-0983

Publicado: 1 de abril de 1991