El ocio en el marco sociocultural de la posmodernidad. Una aproximación desde las prácticas de los jóvenes universitarios

Cornelio Águila Soto

Idioma del original

129Visitas

Resumen

El estudio responde al intento de situar el ocio en el contexto de las sociedades posmodernas. Después de un análisis teórico de las características de las sociedades occidentales más avanzadas y del ocio desde las perspectivas individual (enfoque psicosocial y estilos de vida) y social (marco estructural y valores culturales), se plantea la necesidad de atender de manera integrada tanto el nivel macrosocial como microsocial en la investigación sobre el ocio. Como estudio de caso se realizó un trabajo empírico a través de encuesta con una muestra de estudiantes de la Universidad de Almería durante el curso 2002/03. En el análisis de la evolución de las prácticas de ocio de los jóvenes españoles en los últimos veinticinco años hemos propuesto un Modelo Dinámico del Ocio Juvenil con cinco componentes: ocio consolidado (actividades que se mantienen entre las más practicadas), ocio emergente (prácticas que han aumentado en los últimos años), ocio descendente (prácticas que se han reducido), ocio deseado (aquellas que les gustaría realizar con más frecuencia pero que encuentran limitaciones), ocio ausente (las que casi nunca se practican). Examinando las prácticas de ocio desde una perspectiva sociocrítica, hemos encontrado numerosos rasgos de la condición sociocultural posmoderna, como el presentismo, el riesgo, el hedonismo, el consumismo o la importancia de la televisión y las nuevas tecnologías. Sin embargo, se han constatado diferencias en función de la clase social y el género. Desde el punto de vista de la clase social, las actividades de ocio de los jóvenes universitarios son similares, pero con diferentes niveles de gasto y participación. En cuanto al género, el ocio de las jóvenes universitarias es más cultural, implican más a la pareja y a la familia, y más asociado al cultivo de relaciones sociales. El ocio de los jóvenes universitarios está más relacionado con las nuevas tecnologías, con los juegos, con la compañía de los amigos y con hacer y ver deporte. Del mismo modo, hemos encontrado diferencias en las pautas de ocio según la puntuación de los jóvenes en la escala de posmaterialismo (v. Inglehart, 1991, 1998). En general, los que tienden más al posmaterialismo se caracterizan por prácticas de ocio de índole cultural, que incluyen aficiones artísticas, hobbies, leer, etc., y priorizan la libertad de elección, las relaciones sociales y el aprendizaje. Por su parte, los menos posmaterialistas prefieren actividades tecnológicas, formativas y deportivas, siendo para ellos más importante que tengan suficiente capacidad o competencia en el ejercicio del ocio. En definitiva, el ocio de los jóvenes encuestados es una buena muestra de dos fenómenos sociales contemporáneos: por un lado, el giro cultural hacia los valores posmodernos, y, por otro, la persistencia de las desigualdades estructurales clásicas y el mantenimiento de rasgos inequívocamente modernos.

Palabras clave: clase social, estilo de vida, género, jóvenes, ocio, posmaterialismo, posmodernidad.

ISSN: 1577-4015

Publicado: 1 de julio de 2005