El entrenamiento de fuerza en adolescentes. Utilización de la ratio testosterona/cortisol para la valoración de sus efectos

Carlos Pablos Abella

Idioma del original

Citación

Pablos Abella, C. (1997). Training of strength in adolescents. Usage of the testosterone/cortisol ratio for the valoration of their effects. Apunts. Educación Física y Deportes, 50, 48-57.

150Visitas

Resumen

Los programas de entrenamiento, producen cambios corporales que van a favorecer las respuestas adaptativas a los distintos tipos de esfuerzos que se requieren en las actividades deportivas (Viro, 1992). Son varios los estudios que han de-mostrado la importancia de la Testosterona (T), el Cortisol (C) y su ratio (FTCR) para determinar el grado de adaptación al entrenamiento (Adler-creutz et al., 1986; Lutoslawska et al., 1991; Vervoorn et al., 1991; Rich et al., 1992; Vervoom et al., 1992; Gu-glielmini et al., 1992; López et al., 1993; Marinelli et al.. 1994). Para diagnosticar el sobreentrenamiento en un deportista a través de la ratio Testosterona/ cortisol (FTCR), se utilizó el criterio absoluto (Harkonen et al., 1984; Adlercreurtz et al., 1986), que es cuando el valor de la FTCR es menor que 0.35 x 10-3, teniendo en cuenta que la T se mide en nmo1/1 y el C en u mol/l. Igualmente se fijó el criterio relativo (disminución del nivel inicial un 30% o más) como índice de valoración de la falta de tiempo de recuperación, siempre que no alcance el criterio absoluto. En base a estos datos hemos realizado un entrenamiento de fuerza con adolescentes (n=7) dos veces por semana durante 18 semanas (dos períodos de 7 y 8 semanas respectivamente separados entre si por un descanso de 3 semanas) que comparamos con otro grupo (n=9) que realizó una vida normal, durante el mismo período. El entrenamiento de fuerza produce descensos de la FTCR. sin llegar a producir sobreentrenamiento, tal corno podemos deducir al no alcanzar en ningún sujeto el criterio absoluto. En conclusión, la aplicación en adolescentes de un trabajo de fuerza en circuito es efectivo aplicarlo en períodos de 7 u 8 semanas con un período de descanso intermedio de 3 semanas para evitar el sobreentrenamiento, siempre que se modifique en el segundo período el tipo e intensidad de ejercicios, para evitar la habituación.

Palabras clave: adolescentes, entrenamiento, fuerza, hormonas, ratio testosterona/cortisol.

ISSN: 2014-0983

Publicado: 1 de octubre de 1997